Archivo de categoría Uncategorized

Porannacamps

Terapia físico vascular (Dispositivo médico Bemer)

TERÀPIA FÍSICO VASCULAR (DISPOSITIU MÈDIC BEMER)

La circulación sanguínea

Nuestro corazón bombea entre 4 y 6 litros de sangre por minuto en reposo a través del sistema circulatorio. Una amplia red de vasos sanguíneos asegura el riego sanguíneo de todo el cuerpo de manera que todos los órganos y tejidos y hasta cada célula individual puedan ser suministrados con oxígeno y nutrientes vitales, y al mismo tiempo los productos metabólicos y de degradación puedan ser eliminados.

SISTEMA VASCULAR

Cuanto más alejados están los vasos sanguíneos del corazón, más ramificados y más pequeños se vuelven. Los vasos sanguíneos de gran diámetro son principalmente responsables del transporte y el flujo continuo de sangre, mientras que los vasos sanguíneos pequeños, también conocidos como microvasos, se encargan del abastecimiento de las células y del transporte de los productos metabólicos y de degradación.

Los microvasos incluyen las arteriolas, capilares y vénulas. Los capilares son los vasos de intercambio de nuestro cuerpo. Forman una estructura similar a una red, llamada área capilar. Cuando la sangre proveniente de las arteriolas más grandes, se reparte por los muchos vasos capilares en el área capilar, la presión arterial baja y la sangre fluye sólo a baja velocidad. A través de las paredes finas y semipermeables de los capilares, se produce entonces el intercambio de gas y sustancias entre la sangre y el tejido circundante. Posteriormente, la sangre continúa fluyendo a través de las vénulas post-capilares, a las que se ha vuelto a conectar el área capilar. La presión arterial y el flujo sanguíneo aumentan y la sangre finalmente llega al corazón a través de las venas agrandadas. El movimiento de la sangre en los vasos sanguíneos se denomina flujo o torrente sanguíneo. El flujo sanguíneo en el área de los vasos sanguíneos con diámetros inferiores a 0,1 milímetros se conoce en medicina como microcirculación.

REGULACIÓN DEL FLUJO SANGUÍNEO

El flujo sanguíneo puede ser regulado de forma diferente en los distintos segmentos vasculares. Existe una gran variedad de mecanismos reguladores tanto centrales como locales. Las señales para variar la amplitud de los vasos pueden ser transmitidas por nervios vasculares (neuronal), para transmisores químicos (hormonal) o mecánicamente a nivel local a través de contracciones musculares (autorregulación).

Importancia de la microcirculación

Es muy importante mantener un flujo sanguíneo sin perturbaciones por el mantenimiento de nuestra salud. Si la microcirculación no funciona de forma fiable en un lugar, el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos se ve afectada en ese punto. Esto significa que las células circundantes pueden no estar adecuadamente provistas con oxígeno y nutrientes y que los productos metabólicos y de degradación no se eliminan adecuadamente. Esto perjudica la función y el rendimiento de las células del cuerpo afectadas y de los sistemas orgánicos formados por las células. Se puede decir, por tanto, que el estado funcional de un sistema orgánico viene determinado en gran medida por el estado funcional de su microcirculación.

EFECTOS DE UNA MICROCIRCULACIÓN ALTERADA

Los cambios son lentos y a menudo pasan desapercibidos durante mucho tiempo. Al principio la persona puede sentirse débil y con menos energía ya que a las células les falta la energía necesaria. Los músculos se regeneran peor después del esfuerzo físico, el sistema inmunitario está debilitado y, a consecuencia, la susceptibilidad a ciertas enfermedades aumenta y los procesos de curación disminuyen.

A modo de resumen:

-La falta persistente de energía en las células conduce a un debilitamiento del rendimiento físico y mental general.

-El sistema inmunitario está debilitado, por lo que aumenta la susceptibilidad a las infecciones.

-Dependiendo del tejido afectado, puede haber limitaciones en la función de los órganos y trastornos crónicos de los órganos con enfermedades secundarias adicionales.

-En enfermedades preexistentes aumenta el peligro de un empeoramiento de su desarrollo.

-Los procesos regenerativos y curativos ralentizan.

-El límite de carga para cualquier forma de estrés disminuye. El estrés puede tener un impacto negativo más rápido en nuestra salud física y mental.

MEDIDAS PARA MEJORAR LA SALUD VASCULAR

Estimular la microcirculación alterada es algo pero igual de importante es contrarrestar las causas de la perturbación. Además del tratamiento de las enfermedades subyacentes (por ejemplo, diabetes mellitus, hipertensión arterial, aumento del colesterol), los pacientes tienen que repensar su estilo de vida y sus hábitos alimenticios y eliminar en la medida de lo posible las influencias nocivas. Esto incluye evitar fumar y, si es necesario, reducir el exceso de peso. Las personas que se alimentan de manera equilibrada, hacen ejercicio regularmente y tratan de reducir el estrés, contribuyen en gran medida a la protección de sus vasos sanguíneos y el éxito general del tratamiento.

Mejora de la microcirculación

La influencia de la microcirculación sobre las enfermedades descritas y algunas otras sugiere un enfoque terapéutico: la estimulación dirigida de la microcirculación con el fin de aumentar la circulación sanguínea en los vasos sanguíneos más pequeños y así mejorar el intercambio de sustancias entre la sangre y las células.

El flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos más grandes puede ser parcialmente regulado por medicamentos, que influyen en la dilatación y constricción de los vasos a través de estímulos nerviosos y señales químicas. Los microvasos en cambio, no tienen receptores para recibir estas señales. Por lo tanto, los movimientos periódicos de la pared vascular de las arteriolas de pequeño calibre no se pueden controlar con medicamentos pero pueden ser estimulados por estímulos mecánicos locales con la ayuda de la terapia físico vascular.

La terapia físico vascular es una estimulación biorrítmica de los vasos sanguíneos.

Esto requiere un dispositivo médico especial certificado que transmite impulsos en una secuencia temporal exactamente definida y genera un campo magnético. Con la ayuda de este campo electromagnético, las células musculares en las paredes vasculares de los microvasos son estimuladas a la contracción, por lo que más sangre es bombeada hacia el área capilar.

La terapia físico vascular se utiliza desde hace décadas, por lo que se dispone de amplios valores empíricos.

Muchos pacientes reportan una mejora de su estado general de salud y un aumento del bienestar y rendimiento. Los estudios de observación además confirman que la terapia físico vascular, como tratamiento de apoyo, puede contribuir al éxito de una terapia médica convencional.

Esto incluye entre otros, el tratamiento de la diabetes, trastornos de cicatrización de heridas y la enfermedad arterial periférica oclusiva. Más allá, se muestran éxitos en la terapia del dolor, mejoras en los valores del sueño en pacientes con trastornos del sueño, así como un apoyo a los procesos de rehabilitación y regeneración.

En todos estos años, no se conocen efectos secundarios de la terapia físico vascular que puedan afectar la salud.

Dependiendo del cuadro clínico, la terapia físico vascular se realiza como terapia de cuerpo entero para la mejora general de la microcirculación y localmente para la estimulación adicional de los microvasos en las regiones del cuerpo afectadas. Para ello se dispone de varios módulos de aplicación (módulo de cuerpo entero, almohada, spot, pad).

MÁS INFORMACIÓN

* Informaciones de la BGV: www.bgv-physikalische-gefaesstherapie.de * International microvascular Net: www.imin-org.eu * Instituto de microcirculación, Berlín / Buch: www.institute-microcirculation.com

* ESM European Society for Microcirculation: www2.szote.u-szeged.hu/esm/

Dra. Anna Camps Puig

Médico. Master en Inmunología

Col.nº: 49895

Web: anna-maria-camps-puig.bemergroup.com/es

Porannacamps

Microbiota y salud intestinal

Los seres humanos nacemos axénicos (sin bacterias) y somos colonizados en el momento del nacimiento. La naturaleza de la microbiota (composición de microorganismos) intestinal depende de varios factores como el entorno bacteriano en el momento de nacer, el tipo de parto, la microbiota anal y vaginal de la madre, la alimentación, la edad gestacional del nacimiento, la antibioterapia, también de si la lactancia es materna o artificial y la diversificación alimentaria. Estas circunstancias definen el nicho ecológico para toda la vida, aunque habrá cambios en la composición de la microbiota intestinal en las diferentes etapas de la vida.

Hay circunstancias que pueden alterar esta microbiota y producir una inflamación de la mucosa intestinal como pueden ser una alimentación desordenada, la toma de antibióticos, la contaminación ambiental o malos hábitos, como el consumo de tabaco o alcohol. Las consecuencias serán, una disminución de la capacidad de absorción de nutrientes, aparición de intolerancias digestivas (a la lactosa, el trigo, el gluten …) y la aparición de síntomas digestivos, como gases, dolor abdominal y estreñimiento o diarreas, aparte de síntomas generales como pueden ser migrañas, dermatitis, alteraciones inmunológicas, del sistema nervioso, etc. El estudio cuantitativo y cualitativo de la microbiota (análisis de heces) permite diagnosticar, individual y específicamente la presencia de disbiosis (alteración cualitativa y / o cuantitativa de la microbiota), así como cuantificar las repercusiones que este desequilibrio tiene sobre la integridad de la mucosa, el sistema inmunitario y los procesos metabólicos.

Un tratamiento totalmente individualizado con probióticos, homeopatía y algunas recomendaciones dietéticas permitirá regenerar la mucosa intestinal y restablecer el equilibrio de la microbiota intestinal o lo que es lo mismo, recuperar la salud intestinal.

Dra. Anna Camps

Médico homeópata

Master en Inmunología (UB-UAB)

Porannacamps

Síndromes de sensibilidad central y microinmunoterapia

Los Síndromes de Sensibllitat Central (SSC) agrupan síntomas como dolor, cansancio, insomnio, desánimo y dificultad para concentrarse. Enfermedades como la Fibromialgia (FM), el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), la Sensibilidad Química Múltiple (SQM), la electrosensibilidad o hipersensibilidad a las ondas electromagnéticas entre otros, constituyen este Síndrome que a pesar de tener orígenes diferentes comparten algunos de los síntomas ya nombrados. Se observa una mayor prevalencia entre las mujeres y por el hecho de presentar síntomas muy variables e inespecíficos hace que no se la tenga en la consideración que se merece ni por parte de los familiares ni de la clase médica.

Se ha corroborado mediante técnicas de neuroimagen que las personas que sufren este síndrome presentan ampliada la zona de recepción del dolor en el cerebro lo que explicaría la elevada Sensibilidad Central que presentan estos pacientes. A la vez, estas patologías, como todas las enfermedades crónicas, activan procesos inflamatorios que por la acción de citoquinas proinflamatorias explicarían el dolor como uno de los principales síntomas promoviendo también una disminución en los niveles de ciertos receptores cerebrales de serotonina, noradrenalina y dopamina que conducirían a las depresiones secundarias de la enfermedad. En la misma medida, los cuadros de depresión pueden generar también dolor en sí mismos.

El origen del Síndrome es multifactorial y puede ir desde tener una predisposición genética, a haber sufrido traumas físicos y / o psicológicos, trastornos del sueño, un estrés continuado, antecedentes de procesos infecciosos que han podido comprometer el sistema inmunitario (Epstein barr virus y citomegalovirus responsables de la mononucleosis, parvovirus B19, virus de la hepatitis …), disbiosis intestinal crónica, etc.

El tratamiento más utilizado hasta ahora y con resultados poco alentadores son los analgésicos y los antidepresivos.

LA MICROIMMUNOTERAPIA

La Microimmunoterapia es un método terapéutico que tiene como objetivo principal mantener o restaurar el equilibrio inmunitario mediante la administración a dosis muy bajas, infinitesimales, de moléculas propias del sistema inmunitario, las cuales se obtienen aplicando el método homeopático de dilución y dinamización . El hecho de que las dosis administradas sean muy aproximadas a las concentraciones en las que estas sustancias actúan en el organismo hace que los efectos secundarios sean inexistentes.

La Microimmunoterapia permite tratar cualquier proceso o enfermedad relacionada con el sistema inmunitario y en concreto, en las enfermedades del Síndrome de Sensibilidad Central, modular las citoquinas proinflamatorias que intervienen en las vías del dolor permite regular el proceso neuroinflamatori que se produce y por tanto, mejorar -ne tanto el dolor como muchos de los otros síntomas presentes. Finalmente, destacar que la Microimmunoterapia actúa siempre de una manera fisiológica y sin efectos secundarios.

Dra. Anna Camps

Médico homeópata

Master en Inmunología (UB-UAB)

Porannacamps

Microimmunoterapia: La homeopatia para el sistema immunitario

La Homeopatía es una medicina que obtiene los principios activos de plantas, minerales y / o animales. La manera de subministrar estas sustancias siempre es en pequeñas dosis, de ahí el hecho de que sea una medicina suave (sin contraindicaciones ni efectos secundarios) pero sí muy efectiva. Permite tratar tanto enfermedades agudas como crónicas. En algunas ocasiones se ha dicho que es una medicina con resultados lentos pero esto es falso. Lo que sí se puede decir es que, en procesos agudos el resultado es rápido y en procesos crónicos, los resultados son más lentos debido a que la mejora se produce progresivamente, pero se mantiene en el tiempo.

Médicos e investigadores estamos comprobando desde hace unos treinta años que el sistema inmunitario se puede reequilibrar -estimulando o frenando- con sustancias propias de este mismo sistema mediante una innovadora terapia conocida como Microimmunoterapia en virtud de la cual estas sustancias se preparan según el método homeopático. La terapia permite tratar un amplio abanico de enfermedades con la ventaja de no tener efectos secundarios. El campo de aplicación de esta terapia es amplio y numerosos pacientes se han podido beneficiar como apoyo inmunitario conjuntamente con los tratamientos convencionales, especialmente en patologías cancerosas. Las patologías infecciosas especialmente las de tipo viral también responden muy favorablemente a esta terapia que consigue frenar la replicación de virus como Epstein Barr y Citomegalovirus (responsables de la Mononucleosis), herpes tipo 1, herpes tipo 2 o herpes genital, virus del papiloma etc.

La Microimmunoteràpia es un método terapéutico que tiene como objetivo principal mantener o restaurar el equilibrio / homeostasis inmune, es decir, de nuestro sistema de defensa mediante la administración de dosis mínimas de sustancias propias del sistema inmunitario para llegar a resultados clínicos satisfactorios por una vía fisiológica.

Por último, hay que decir que tanto la homeopatía como la Microimmunoterapia como Medicina Natural que son están indicadas en todas las edades, no tienen efectos secundarios ni contraindicaciones y por tanto, nos ofrecen ampliar las posibilidades de tratamiento para que todos tengamos mejor salud y así mejor calidad de vida.

ANNA CAMPS I PUIG

Médico homeópata.

Master en Inmunología.

Porannacamps

Intolerancia alimentaria y disbiosis intestinal

Cada vez más personas consultan por problemas digestivos y la posibilidad de sufrir algún tipo de intolerancia alimentaria.

La flora que reside en un individuo sano (microbiota) tiene muchas funciones importantes: actúa previniendo la invasión de microorganismos patógenos, mejorando la función de las células intestinales, reforzando el sistema inmunitario, sintetizando vitaminas y proteínas, etc.

Se define como «disbiosis» cualquier cambio cuantitativo o cualitativo en la composición de la microbiota residente en nuestro organismo en relación a la que existe en un individuo sano. Estos cambios en la organización de la microbiota pueden ser responsables de respuestas erróneas del Sistema Inmunológico.

Las alergias y sensibilidades alimentarias pueden ser un componente importante en enfermedades graves como la artritis, el síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia, enfermedades autoinmunes intestinales entre otros, donde la exposición crónica a los alérgenos puede exacerbar la patología y obstaculizar los procesos de curación del cuerpo.

El tracto gastrointestinal es la zona de nuestro organismo más expuesta a antígenos externos. Por esta razón, resulta esencial que el Sistema Inmunológico que actúa en este lugar lo haga de manera regulada y precisa, siendo capaz de crear tolerancia frente a antígenos ingeridos en la dieta, mientras reconoce y pone en marcha una respuesta adecuada frente a agentes externos que puedan ser nocivos. La microbiota juega un papel esencial en este proceso inmunológico. En modelos animales se ha visto que la función de algunas células del sistema de defensa se ve comprometida cuando no existe la flora residente habitual y que se puede restablecer cuando es restaurada. También se ha demostrado que estos microorganismos residentes pueden reducir procesos inflamatorios locales en el lugar donde se encuentran y contribuir a mantener la función de barrera tan necesaria, por ejemplo a nivel intestinal con el fin de evitar infecciones bacterianas y enfermedad inflamatoria intestinal.

Actualmente se puede hacer un estudio completo de disbiosis intestinal mediante técnicas de laboratorio a partir de una muestra de heces y de sensibilidad alimentaria mediante bioresonancia.

Porannacamps

El blog de Anna

El blog de ANNA CAMPS I PUIG

Donde encontaran varias publicaciones de diferentes revistas médicas